« el español en latinoámerica | Main | Un Comentario sobre las Presentaciones del Cono Sur »

El valor de una mujer en el siglo XIX

Durante muchos siglos de la historia del mundo moderno, el rol de la mujer en una familia era muy específico. Necesitaba cuidar para el hogar y todos miembros de la familia. Se exigía que solo existía para hacerla más exitosa la familia y que no se presumía de tener sus propias opiniones. Hay un dicho que corre así: “Una mujer debe ser vista, y no oída.” Esta declaración resume la creencia general de lo que debe ser una mujer en el siglo XIX.

La película Camila ejemplifica esta creencia. El cuento ocurre durante el medio del siglo XIX. El personaje principal, Camila, viene de una familia muy rica. Su padre y los otros miembros de su familia creen que las mujeres deben ser completamente subversivas y hacer todo lo que quieren los hombres. La obligación de hacer todo posible para mantener el buen nombre de la familia es casi una ley en su hogar. Para esa razón, Camila no puede expresarse ni hacer lo que quiere. (Su abuela también tiene problemas así.) No le gusta su rol en la familia; quiere mejorar su vida, y trata de cambiar su situación. En ese respecto no tiene éxito- su valor como una mujer es fijo, y no importa cuánto trata de cambiarlo. En el fin, todo su esfuerzo es gastado.